Chilpancingo, Gro., 5 de diciembre de 2013.-El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero no ha cumplido con las recomendaciones que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos para salvaguardar la seguridad de unos 30 empresarios de la sección en Chilpancingo de la Confederación Patronal de la República (Coparmex), lo anterior fue denunciado por el líder de Coparmex Chilpancingo, Jaime Nava Romero.

Hace poco más de cuatro meses, la CNDH emitió un recomendación dirigida al gobernador, para otorgar medidas cautelares y de seguridad para los empresarios de Coparmex, esto luego de que hicieron denuncias en contra del crimen organizado.

Sostuvo que el 21 de noviembre la Coparmex sostuvo una reunión con el gobernador y “él frente a nosotros se comunicó con el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam  y le dijo que llegaba la fuerza federal a tomar el mando en la capital, estuvo a nuestro lado el alcalde Mario Moreno Arcos, él estuvo de acuerdo en que la Federación tomara el mando. Sin embargo no llegó, no ha llegado”.

Nava agregó que “por mes en este momento se han venido reflejando hasta  20 secuestros por mes en esta capital, las extorsiones son un asunto muy grave, lo que incluso se ha convertido en un impuesto más que hemos tenido contemplar para nuestros negocios porque de lo contrario ya no se nos permite”.