CHILPANCINGO, Gro., 25 de junio de 2015.- Rubén Figueroa Smutny, quien preside la comisión de seguridad pública y Ángel Aguirre Herrera, de la de asuntos políticos y gobernación, ambos hijos de los exgobernadores Figueroa y Aguirre, destacaron en el corte por sus reiteradas faltas a pesar que perciben dietas y gastos de representación de hasta 300 mil pesos mensuales, denunció este jueves El Sur.

A la lista se suman la priista, diputada plurinominal, Alicia Zamora Villalva, quien fue de las coordinadoras de la campaña del candidato del PRI-PVEM Héctor Astudillo al gobierno del estado, y el perredista Ricardo Ángel Barrientos Ríos, quien ganó la elección de diputado federal por el distrito 03 de Zihuatanejo. Ambos ya regresaron al Congreso.

Las faltas a las sesiones –de las que la mesa directiva no precisó el total– no los ha excluido de percibir sus dietas y gastos de representación que sumados van desde 250 mil a 300 mil pesos mensuales.

Las sesiones del pleno del Congreso local son dos a la semana, martes y jueves en periodo ordinario y en los periodos de receso son sólo los miércoles.

En los artículos 173 y 174 de la Ley orgánica del Poder Legislativo se establecen las responsabilidades de los diputados, entre las que se apuntan “asistir a todas las sesiones que celebre el pleno, la comisión permanente y a las reuniones de trabajo de las comisiones o comités. Se reputará como falta a una sesión del pleno o de la comisión permanente, cuando el diputado se presente a ellas después de que se haya aprobado el orden del día”.

Además de que se establece que cuando un diputado falte a más de tres sesiones consecutivas, sin causa justificada o sin previo aviso a la presidencia, se establecerá que renuncia a concurrir a sesiones hasta el período inmediato y se llamará al suplente.

En el caso de Aguirre Herrera y Figueroa Smutny, ese proceso de ausencias se ha dado –el primero hasta tres meses- pero lo han justificado con diversos argumentos.

Con información de El Sur