MORELIA, Mich., 5 de noviembre de 2015.- México, tradicionalmente, le ha vendido dos grandes productos a Estados Unidos, su principal cliente, aquel a quien dirige el 80% de sus ventas totales: vehículos para que los americanos vayan de un lado a otro y petróleo para que puedan repostar sus depósitos, destaca el portal Dinero en Imagen.

En el año 2007, 22.3% de las ventas totales a Estados Unidos  correspondía a equipo de transporte, esto es, autos y camionetas, autopartes y equipo eléctrico, en tanto un 14.3% se refería a exportaciones de petróleo crudo. Pues bien, ocho años después, esa tradición ya no se mantiene.

México, sí le sigue vendiendo autos a Estados Unidos como un poseso, más que nunca en la historia. Pero los estadounidenses ya no repostan los depósitos con combustibles provenientes de crudo mexicano, sino con petróleo proveniente de Texas, Dakota del Norte o de los pozos de los Apalaches.

Más información aquí.