CHILPANCINGO, Gro., 9 de abril de 2015.- El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Jaime Nava Romero advirtió que la delincuencia y la violencia provocada por las manifestaciones de algunos grupos provocaron el cierre de decenas de negocios y un crecimiento exponencial en el índice de desempleo.

En entrevista, detalló que en el primer trimestre del año se registró un índice de desempleo del 20 por ciento en Chilpancingo.

En el mismo periodo del año pasado, el índice de desempleo era de apenas 5 por ciento y la capital guerrerense era el municipio con menos población desocupada en todo el estado.

“Derivado de los movimientos sociales hemos tenido una actividad que no ha favorecido mucho a la actividad económica. El problema es la mala imagen ganada a pulso a nivel nacional e internacional, eso ha provocado que las inversiones de otros estados se inhiban y no lleguen a Guerrero”, lamentó Nava Romero.

El empresario indicó que la Coparmex realizó un sondeo en mil 800 empresas formalmente registradas en Chilpancingo.

De enero a marzo, al menos 180 se vieron obligadas a cerrar a causa de las pérdidas económicas y la falta de seguridad.

“Tenemos grandes pérdidas en empresas refresqueras, distribuidoras de productos lácteos y de pan, porque sus productos han sido robados, sus unidades han sido secuestradas junto con algunos colaboradores”, recriminó.

El ejemplo más destacado, dijo, es el de Femsa-Coca Cola, que se vio obligada a cerrar durante un par de semanas luego de que el magisterio disidente secuestrara a dos empleados.

Jaime Nava reconoció que la decisión de dicha empresa de volver a abrir “no fue fácil”, porque temían por la seguridad de sus colaboradores.

Detalló que grupo Femsa tiene un registro de 200 unidades robadas en Guerrero, principalmente en la región Centro por parte de los movimientos sociales.

Otro caso es el de Estrella de Oro, que registra grandes pérdidas por la alteración de sus rutas de transporte y el robo de varios autobuses que ahora son utilizados por las organizaciones sociales para trasladarse a marchas.

El presidente de Coparmex indicó que la empresa Estrella de Oro incluso se quejó de que el uso de sus autobuses para el acarreo de manifestantes ha deteriorado su imagen institucional.

“Por ese motivo muchas empresas decidieron, como Coca Cola y Corona, trasladar  sus productos en unidades particulares, como si ahora ser empresario fuera una actividad que tienes que realizar de contrabando, hasta para el traslado de sus mercancías, porque es un riesgo traer una unidad rotulada”, reprochó.

También se quejó de la inseguridad en el centro de Chilpancingo; tan sólo en el último trimestre la Coparmex registró 40 asaltos a mano armada.

Dijo que los comerciantes registran “pérdidas enormes” porque se ven forzados a cerrar sus negocios más temprano.

“No hay seguridad, no tenemos ninguna policía, ni de Tránsito siquiera, cuidando el centro. Por eso es que todas las semanas se registran asaltos a mano armada. Los negocios del centro son un caldo de cultivo para la delincuencia”, lamentó el dirigente empresarial.

Dijo que el mercado está en depresión económica y únicamente el sector servicios registró un pequeño repunte.

“Pero en términos generales no tenemos la apertura de nuevas franquicias, no tenemos inversiones nuevas en negocios de innovación u otras empresas de cadenas o transnacionales”, indicó.

Jaime Nava puntualizó que el índice de desempleo incrementó 15 puntos en comparación con el año anterior, pasando de 5 a 20 por ciento de personas desocupadas en Chilpancingo.

Dijo que este grupo de desempleados tienden a enlistarse en las filas de la delincuencia o, en el mejor de los casos, se incorporan al comercio informal.

 

Asaltan desde el banco

El presidente de Coparmex en Chilpancingo detalló que una gran mayoría de los 40 asaltos a mano armada que se registraron en el primer trimestre de 2015 se registraron “desde la ventanilla de un banco”.

“Hay bandas que están operando en complicidad con algunos cajeros para seguir a quienes retiran alguna cantidad significativa, de 50 mil pesos para arriba o poco menos, y los han asaltado. Les han robado su unidad, ha llegado al grado tal de que han ido siguiéndolos hasta sus propias empresas y entran a asaltar a todos los elementos  o trabajadores”, explicó.

Dijo que ya han mostrado los videos de estos hechos captados con cámaras de seguridad y han denunciado reiteradamente ante la Fiscalía General del Estado (FGE). De todas las averiguaciones previas, únicamente se ha resuelto el tres por ciento de los casos.