CHILPANCINGO, Gro., 22 de diciembre de 2013.- Con la aprobación por parte del pleno de la 60 Legislatura del Congreso del estado de las leyes de ingresos y egresos para 2014, que forman parte del paquete económico que los legisladores desahogaron en las últimas sesiones, quedó definido un presupuesto de egresos sin precedentes en la historia de Guerrero, pues ascenderá a 42 mil 417 millones 862 mil 775 pesos.

Este monto será ejercido con criterios específicos tendientes a la recuperación del estado, que fue duramente golpeado en septiembre con el paso de la tormenta Manuel y son independientes de los más de 30 mil millones de pesos que serán ejercidos directamente por la federación, como anunció el presidente Enrique Peña Nieto al presentar el Plan Nuevo Guerrero.

La orientación fundamental del gasto estatal será impulsar el desarrollo social, es por ello que las asignaciones tienen ese objetivo, ya que más del 62 por ciento de los egresos tendrán esa finalidad. Otro de los grandes rubros del presupuesto será el apoyo a los municipios, pues más del 21 por ciento de los recursos serán transferidos a los ayuntamientos, ya sea a través del Fondo General de Participaciones Federales, conocido como Ramo 28 y del Fondo de Aportaciones Federales o Ramo 33.

El presupuesto de egresos fue aprobado en lo general con el voto a favor de 40 legisladores, en tanto que en lo particular hubo debate e inconformidad porque no se llevaron a cabo numerosas reasignaciones planteadas, se dejó de lado incluso propuestas hechas por fracciones políticas e incluso en lo anecdótico, no se autorizaron recursos para que algunos legisladores pudieran cumplir con algunos compromisos en sus distritos, lo que originó reclamos.

Por lo que hace al presupuesto de egresos, contiene una buena noticia para los contribuyentes, pues por tercer año consecutivo no se cobrará el impuesto sobre la tenencia o uso de vehículos en el estado, a los propietarios de vehículos cuyo valor de factura no exceda los 200 mil pesos, para el servicio particular, y los 300 mil para el servicio público, lo que beneficia a 90 por ciento del total del padrón vehicular registrado en el estado.