MÉXICO, DF, 6 de enero 2015.- El fallecido capo mexicano Nazario ‘El Chayo’ Moreno, líder del Cártel de Los Caballeros Templarios, obligaba a potenciales miembros de la organización a cometer actos de canibalismo, señaló Alfredo Castillo citando testimonios.

 

Moreno, también conocido como ‘El Más Loco’, fundó el cartel La Familia Michoacana -Con tintes religiosos- que posteriormente se convirtió en Los Caballeros Templarios, un grupo más sanguinario que ha sembrado terror en el estado de Michoacán y que diversificó sus operaciones delictivas a extorsión, tráfico de metales y secuestros.

El narcotraficante fue abatido en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad en marzo de 2014, aunque el Gobierno anterior lo había dado por muerto en 2010, dice Excélsior.

“El ritual comprende desmembrar a las personas, o en su defecto, cocinar los órganos para servirlor después”, explica Castillo, quien se negó a revelar la identidades de los presuntos criminales que gustan de esta fechoría culinaria y recordó que Moreno fue asesinado por las fuerzas federales en marzo de 2014 (ello luego de que se le hubiera ‘dado por muerto’ en 2010).

En ese sentido, The Huffington Post apunta que el recrudecimiento en la batalla por Michoacán llega en un momento en que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, se enfrenta a la peor crisis del sexenio, ello después de que 11 personas murieran durante un enfrentamiento en La Ruana y la ciudadanía demande el pronto esclarecimiento al caso de los 43 estudiantes de magisterio desparecidos en el municipio guerrerense de Iguala, quien habrían sido plagiados por fuerzas del Estado en conjunción con cárteles del narcotráfico.

 Durante gran parte del año pasado, Michoacán fue escenario de cruentos enfrentamientos entre grupos antagónicos dedicados al tráfico de droga y otros delitos, así como por la intervención de grupos de autodefensas que tomaron las armas en contra de los cárteles. 

Más información en The Huffington Post