ESTADOS UNIDOS, 6 de enero de 2015.- ¿Alguna vez imaginaste que pudieran convertirse los desechos orgánicos en agua potable?, pues ahora es posible, ya que gracias al interés del empresario filántropo Bill Gates, se promueve el uso de la máquina Janicki Omniprocessor, que no sólo convertirá la orina en agua sino también servirá para generar electricidad y ceniza.

Una nota de Milenio señala que la máquina actualmente se encuentra en periodo de prueba en Senegal, y con ella se busca dar alternativas para mejorar las condiciones sanitarias en países en desarrollo y de manejar los desechos de manera más inteligente y ecológica, objetivos que la Fundación Gates se ha planteado.

El aparato cuenta con un mecanismo que seca los desperdicios, los quema y con el vapor resultante produce energía eléctrica. El agua removida durante el proceso de secado se filtra y se limpia lo suficiente para ser segura para beber.

La nota completa en Milenio

http://www.milenio.com/tendencias/Bill_Gates-Gates_Foundation-Janicki_Omniprocessor-Heces_agua_potable_0_440956082.html