WASHINGTON, DC, 06 de enero de 2014.- Sin sorpresas el mensaje a medios que ofrecieron el presidente de México Enrique Peña Nieto y su homólogo Barack Obama, quienes reiteraron el trabajo en conjunto en materia de seguridad, migración.

Obama, dijo ante el presidente de México, que Estados Unidos ha seguido con preocupación los hechos trágicos de los normalistas, por lo que ofreció a México su apoyo para combatir el flagelo del crimen organizado.

Sin embargo, señaló será el pueblo mexicano el que tome la decisión sobre este apoyo y resuelva a través de la justicia este tema. Luego de la reunión que sostuvieron Peña Nieto y Barack Obama de forma privada en la Casa Blanca, ambos mandatarios acordaron seguir promoviendo el desarrollo en ambas naciones.

El mandatario norteamericano reiteró su apoyo en materia de seguridad para su vecino del sur.

Así mismo aceptó que se debe fortalecer el trabajo de su nación en materia migratoria para asegurar la frontera más grande del mundo. Barack Obama afirmó que el sistema migratorio en Estados Unidos está roto por lo que debe ser reparado.

Por ello, insistió que su plan anunciado el 20 de noviembre pasado busca apoyar a migrantes que han acreditado su estancia en el País, sin embargo, aclaró, las fronteras deberán seguir siendo controladas.

“En materia de seguridad hemos seguido con preocupación los hechos trágicos de los estudiantes. El presidente habló de su estrategia y nosotros queremos apoyar esas medidas para apoyar el flagelo”, señaló.

Además reconoció el trabajo que se ha hecho durante la administración de Peña Nieto en relación a las reformas estructurales impulsadas en México. Al tiempo de reconocer el esfuerzo que realiza el gobierno mexicano para proteger a los menores que migran al norte y que viajan sin compañía.

Por su parte, Peña Nieto agradeció la hospitalidad de su contraparte, “en especial como parte de la relación México-EU, una relación que se sostiene en la amistad, cordialidad e interés por lograr prosperidad”.

En cuestión migratoria, Peña Nieto mostró su beneplácito por los trabajos en materia migratoria que realiza la Unión Americana. “Es un acto de justicia para quienes llegaron de diferentes partes del mundo a EU. México reconoce estos esfuerzos en la medida en que traerán beneficios a los migrantes”. México también ofreció ser intermediario en el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, lo que fue aceptado por Obama.

Peña Nieto expresó su beneplácito y felicitación por la decisión muy audaz para haber logrado un acuerdo entre el gobierno de Estados Unidos y el del presidente Raúl Castro a efecto de normalizar las relaciones.