MÉXICO, DF, 31 de octubre de 2014.- El pesimismo se apodera de la sociedad, escenario en el cual 56 de cada cien ciudadanos de Guerrero piensan que los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala ya están muertos, reveló una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), mientras 34 tienen la esperanza sean encontrados con vida.

 

La idea mayoritaria, que los normalistas hayan sido asesinados, coincide con la versión del sacerdote Alejandro Solaline, sobre que fueron ejecutados, pero entra en colisión con la del gobernador interino Rogelio Ortega, quien ha manejado la idea que los desaparecidos están con vida. Tema sobre el cual 10 por ciento de la gente dice que no sabe o calló su opinión.

 

La tragedia de Iguala, ocurrida hace más de un mes, tiene la atención de la población, ya que 8 de cada 10 ciudadanos comentaron que sabían que el presidente Enrique Peña Nieto se reunió más de cinco horas con los padres y familiares de los desaparecidos. 20 ignoraban que se había dado la cita.

 

Sobre en qué temas de lo tratado en la junta avanzará más, los entrevistadores de GCE descubrieron la nolche del jueves 30 de noviembre que:

 

44 por ciento de la gente espera que el progreso centre y refuerce la búsqueda con vida de los estudiantes de Ayotzinapa, 16 por ciento que sea la creación de una comisión mixta de información, 12 por ciento que se traduzca en dignificación de las normales rurales. 15 por ciento no sabe qué pasará y 10 por ciento no contestó.

 

En este mapa social, 57 por ciento de los 600 ciudadanos consultados telefónicamente por Gabinete (www.gabinete.mx) dijeron que el ex gobernador Ángel Aguirre tiene responsabilidad en la desaparición de los estudiantes, lo que no cree 27 por ciento de la gente, en tanto que 12.6 no tiene idea y el resto guardó silencio ante la interrogante.

 

A la vez, cuando se preguntó a los mexicanos si con el nombramiento de Rogelio Ortega como gobernador las cosas cambiarán en Guerrero, la respuestas fueron en 54 por ciento de las veces en el sentido que no pasará nada y 23 por ciento sobre que las cosas van a ir bien.

 

Todo esto con matices, pues 39 por ciento de los encuestados siente que la situación de Guerrero seguirá siendo tan mala como hasta ahora, 15 por ciento piensa que va a empeorar, en tanto que 21 por ciento cree que va a mejorar y 1 por ciento que va a ir bien. 17 por ciento de plano confesó que no sabe y 4 por ciento calló.

 

Al pedir a la gente que calificara al nuevo gobernante, en una escala del 5 (reprobado) al 10 (excelente) la media fue 6.5 y cuando se ven los números de reprobación suman 60.4%.

 

Los entrevistadores de GCE mencionaron a la gente que observadores han planteado la idea de que el ex alcalde de Iguala José Luis Abarca fue asesinado ¿cree que el ex alcalde siga con vida o cree que fue asesinado? La mayoría, 68.2%, piensa que el ex presidente municipal de Iguala vive, 10.4% tienen la idea que fue asesinado y 18.8% señaló que no sabe del asunto.

 

Sobre si Abarca y su esposa, acusados de ser los autores intelectuales de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, siguen en México: 45 de cada cien personas dijeron que ya se fugaron del país, pero 37 piensan que se esconden en el país. El resto no tiene idea si están en el extranjero o escondidos en suelo mexicano.