ACAPULCO, Gro., 8 de mayo de 2016.- El cáncer de ovario se puede considerar como uno de los más agresivos debido a que es una enfermedad silenciosa que no genera síntomas primarios.

Este 8 de mayo, se conmemora el Día Mundial del Cáncer de  Ovario, por lo que el médico coordinador de Información y Análisis Estratégico delegacional, Ángel Bustos Estrada indicó que “lo ideal es que las mujeres acudan a sus revisiones periódicas con el ginecólogo para lograr la detección de cualquier padecimiento oportunamente”.

El especialista manifestó que las mujeres mayores de 50 años de edad y las que no han tenido hijos o han sido sometidas a tratamientos de fertilidad, son las más propensas a padecer este padecimiento.

Asimismo informó que por herencia es determinante en un 20 por ciento de los casos y explicó que en 2015, esa área reporto 20 casos nuevos y 279 subsecuentes, por lo que exhortó a las mujeres a acudir a revisión médica por lo menos una vez al año, a partir del inicio de la menstruación.

Los síntomas más frecuentes cuando el cáncer está avanzado son la rápida pérdida de peso, sensación de peso en la pelvis, la necesidad de orinar con mucha frecuencia, dolor agudo en el abdomen (debajo del ombligo), la palpación de una masa pélvica y el aumento del perímetro abdominal con sensación de tirantez.