CHILPANCINGO, Gro., 04 de septiembre de 2015.- El diputado local de Movimiento Ciudadano, Evencio Romero Sotelo calificó como “pésimo” e “improvisado” el gobierno estatal encabezado por Rogelio Ortega Martínez.

Recordó que la bancada legislativa de Movimiento Ciudadano siempre se opuso a la designación de Ortega Jiménez, primero como gobernador interino y después como gobernador sustituto de Guerrero.

“Seguimos diciendo que fue una mala idea y ahí están los hechos. Es un pésimo gobierno, ahí está, hoy se demuestra que el Congreso improvisó al nombrarlo como gobernador y ahí están los pésimos resultados”, expresó el legislador.

Recordó que hubo proyectos de ley en temas sensibles que el gobernador envió al Congreso para su aprobación. Tal es el caso de la Ley de Amnistía y la Ley de Matrimonio Igualitario.

Romero Sotelo explicó que dichas propuestas se quedaron “atoradas” en el Legislativo porque el gobernador no tomó en cuenta a la sociedad.

“En el caso de la Ley de Amnistía, esa quedó pendiente porque no hubo la capacidad ni jurídica ni política del gobierno del estado para hacerle llegar al Congreso una buena ley. Tenía muchos errores”, comentó.

Detalló que la Ley de Amnistía carecía de consenso social, motivo por el cual fue impugnada por el Movimiento Popular Guerrerense (MPG).

“Yo fui testigo cuando los del MPG dijeron que la Ley de Amnistía fue hecha en el escritorio del gobernador y no con las aportaciones que originalmente había dado el propio MPG. Además, la ley tenía muchas deficiencias jurídicas”, recordó el legislador.

Detalló que la Ley para el Matrimonio Igualitario también presentaba “deficiencias graves” y carecía de consenso social en su conformación.

“El gobernador nos mandó iniciativas deficientes y sin consenso social. Quería que nosotros (los diputados) le hiciéramos la tarea”, recriminó.

Romero Sotelo advirtió que ambas leyes deben de ser retomadas por la siguiente legislatura local, ya que son de alta relevancia y sensibilidad social.

Respecto al trabajo realizado por la actual legislatura a la que él pertenece, dijo que fue históricamente productiva.

Presumió que por primera vez en 70 años, Guerrero tiene una nueva Constitución; además, dijo, se promovieron varias leyes y reformas, como la Ley de Ganadería y la Ley de Desapariciones Forzadas.

Además, indicó que enfrentaron el reto de designar a un nuevo gobernador en medio de una crisis social histórica.

“Creo que ha sido una legislatura productiva, pero al fin de cuentas quienes habrán de decir este balance son los ciudadanos”, comentó.