ACAPULCO, Gro., 17 de julio de 2014.- El secretario general del PRD en Guerrero, Evodio Velázquez Aguirre, pidió al gobernador Ángel Aguirre Rivero, sacar las manos del proceso de selección de candidatos a cargos de representación popular para la elección de 2015.

Entrevistado luego de sostener un encuentro con integrantes del grupo Solidaridad, Evodio Velázquez sugirió a los militantes del partido que documenten e integren las quejas correspondientes ante la Comisión de Garantías del Comité Ejecutivo Nacional para que se apliquen las sanciones correspondientes.

Hizo un llamado a la mesura y la responsabilidad, luego de que se están dando una serie de denuncias en las que se acusa que el hijo del gobernador, Ángel Aguirre Herrera, está comprando credenciales de militantes a cambio de despensas para la elección interna de septiembre. “Es grave si se está haciendo de esa manera”.

Dijo que estarán al pendiente de las irregularidades y reiteró su llamado a la militancia para que haga la denuncia y los procesos legales ante la instancia de la Comisión Nacional de Garantías en el Distrito Federal.

“En mi carácter de secretario buscaré al gobernador para solicitar de nueva cuenta, como lo hemos solicitado en su moment,o que debe hoy de sacar las manos del proceso, que no se puede hoy confundir a la sociedad, que el tiene una responsabilidad enorme con los guerrerenses y es hacer políticas de alto impacto no sólo en Acapulco, se tiene que hacer en todas las regiones del estado”.

Sobre la entrega de apoyos que realizó este miércoles el gobernador, Velázquez Aguirre sugirió que los beneficios no solo se hagan llegar a las familias de Acapulco, donde se busca echar toda la carne al asador, cuando las mayores carencias se tienen en municipios de la Montaña de Guerrero.

Pidió guardar mesura y llamar a todos los actores internos y externos a que no traten de incidir en la elección interna de candidatos.

“No se pueden permitir inversiones a candidaturas”.

De las cinco mil concesiones dijo que se debe revisar el proceso de entrega, porque luego no se beneficia a los verdaderos transportistas y sólo a los dirigentes.

Manifestó su extrañeza porque de las cinco mil concesiones, tres mil serán distribuidas en Acapulco y eso le parece raro, por lo que dudó que los trabajadores puedan ser beneficiados. “No es dar por dar”.

Finalmente, dijo que “todos esos politiquillos que acusa hicieron campaña por él a la gubernatura”.