CHILPANCINGO, Gro., 17 de julio de 2014.- Un avión de pasajeros de Malaysia Airlines con 295 personas fue derribado en el este de Ucrania, aseguró un asesor del ministro del Interior.

La propia aerolínea malasia dijo que perdió contacto con la aeronave en el espacio aéreo ucraniano, según lo publicado en Excelsior.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko dijo que las fuerzas armadas de su país no lanzaron proyectil alguno contra algún objetivo aéreo. Los rebeldes prorrusos también se deslindaron del incidente y culparon a las fuerzas armadas ucranianas.

Mientras, el presidente ruso Vladimir Putin habló por teléfono con su homólogo estadunidense Barack Obama sobre lo sucedido.

Anton Gerashenko, asesor del ministro del Interior ucraniano, dijo que el avión volaba a una altitud de 10 mil metros cuando fue alcanzado por un misil disparado por un lanzador Buk. Un lanzador de este tipo puede alcanzar una altitud de hasta 22 mil metros.

No excluimos que este avión hubiese sido derribado y aseguramos que las fuerzas armadas de Ucrania no participaron en ninguna acción contra objetivos aéreos”, dijo el presidente Poroshenko.

“Aquellos que sean culpables de esta tragedia serán hechos responsables”, afirmó.

Horas antes, algunos periodistas vieron un lanzamisiles Buk cerca de la ciudad ucraniana oriental de Snizhne.

La aerolínea dijo en Twitter que su vuelo MH17 se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur.

El gobierno regional en Donetsk dijo este jueves que el avión se estrelló cerca de la villa de Gravobo, que actualmente está bajo control de los separatistas prorrusos y donde en los últimos días ha habido fuertes enfrentamientos entre rebeldes y soldados.

El miércoles, un avión militar ucraniano fue derribado por un misil lanzado por una aeronave rusa, dijeron las autoridades ucranianas. La declaración se suma a la creciente evidencia de que Moscú está apoyando directamente a los separatistas en el este de Ucrania.

Malaysia Airlines es tristemente célebre porque una de sus aeronaves, la del vuelo 370 de Kuala Lumpur a Beijing, desapareció en marzo. El avión no ha sido encontrado, pero la búsqueda se ha concentrado en el Océano Índico, al oeste de Australia.