ACAPULCO, Gro., 15 de septiembre de 2014.- Aun año de que las torrenciales lluvias ocasionadas por el huracán Manuel y la tormenta tropical Ingrid devastaran gran parte del país con un saldo de 157 muertos y más de un millón 200 mil personas afectadas, sólo en Guerrero, se recorrieron las comunidades más dañadas para constatar el avance en el proceso de reconstrucción.

Como resultado de este trabajo, a partir de este día se presenta una serie de crónicas con testimonios de personas que perdieron a sus familiares y/o todos sus bienes materiales, en comunidades de los estados de Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Sinaloa.

Además de las 157 personas fallecidas -de las cuales, 101 eran de Guerrero, 14 de Veracruz, diez de Oaxaca y el resto de otras entidades-, el gobierno federal reportó 60 mil personas desalojadas pertenecientes a 269 comunidades.

En total, 309 municipios fueron declarados en desastre y 212 municipios de 14 estados en emergencia: Chiapas, Chihuahua, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas.

Manuel se originó a partir de un sistema de baja presión al sur de Acapulco, Guerrero, el 13 de septiembre, su movimiento ya como ciclón tropical con dirección nor-nororeste los siguientes días provocó, simultáneamente con la tormenta tropical Ingrid en el Golfo de México, las intensas lluvias que causaron los daños más severos.

Guerrero fue la entidad más castigada, pues comenzó a llover el día 13, pero los días 15 y 16 de septiembre, cuando Manuel se localizaba al Sur de la costa de Michoacán, ya mantenía incomunicado vía terrestre al puerto de Acapulco y el aeropuerto había suspendido los vuelos, debido a que las pistas estaban inundadas y se reportaban afectaciones en la infraestructura eléctrica.

Miles de turistas que aprovechaban el puente por las fiestas patrias quedaron atrapados en el puerto, muchos perdieron sus vehículos.

La tragedia no paró, después se conocería que 72 personas, habitantes de La Pintada, en el municipio de Atoyac de Álvarez, quedaron sepultadas cuando el cerro se desgajó y sepultó sus viviendas.

Otras 200 comunidades fueron afectadas en La Montaña de Guerrero y, aún están a la espera de apoyos que fueron prometidos por los gobiernos federal y estatal, para la reconstrucción de sus viviendas.

De los 14 muertos en Veracruz, 12 perdieron la vida en un solo hecho. Se trataba de pasajeros de un autobús que quedó sepultado por un alud, a unos 65 kilómetros al Noroeste de la capital estatal.

Los últimos estragos de Manuel se registraron en Sinaloa, donde el fenómeno tocó la costa en categoría de huracán y poco a poco se fue desintegrando.

El gobierno de Sinaloa informó entonces que este poderoso huracán dejó tres muertos y 100 mil afectados en 90 comunidades.

La agricultura también sufrió estragos, ya que 613 mil hectáreas fueron reportadas con pérdida total, de un total de 22 millones.

Guerrero encabezó la lista con más cultivos perdidos, 215 mil hectáreas; seguido de Tamaulipas, con 76 mil; Michoacán, con 38 mil; Sinaloa reportó 35 mil; Veracruz, un total de 34 mil; Zacatecas, 34 mil, y Oaxaca, 23 mil.

En el sector ganadero, donde se considerada ganadería de traspatio, como bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, aves, colmenas, las afectaciones superaron a más de 100 mil unidades animal.

En Guerrero se contabilizaron 45 mil cabezas siniestradas; en Oaxaca, 25 mil; en Veracruz, 20 mil; en Michoacán, 9 mil; en Jalisco, 4 mil, y en Sinaloa, 3 mil.

También dos mil 150 escuelas sufrieron daños; 16 de ellas (seis en Guerrero, cuatro en Oaxaca, cuatro en Morelos y dos en Hidalgo) resultaron “altamente afectadas” por colapso o deslizamiento.