OAXACA, Oax., 30 de enero de 2015 .- Las elecciones en Guerrero constituyen un reto para el Instituto Nacional Electoral (INE) porque representa devolver la confianza ciudadana en las instituciones y traducir las protestas en un ejercicio democrático, consideró el consejero electoral Benito Nacif Hernández.

De acuerdo a una nota de Quadratín Oaxaca, para el consejero, el ciudadano debe utilizar las herramientas, como el voto, para comunicarse y dejar claro qué es lo que quiere, por eso la importancia de proteger las elecciones y la democracia del crimen y de otras situaciones.

En Guerrero, dijo, el hecho que parte de las investigaciones sobre la vinculación de autoridades de elección popular en la conspiración que se tradujo en la desaparición de los jóvenes generó un desencanto con las elecciones.

“Queremos candidatos que no estén vinculados con instituciones criminales, proteger las elecciones, pero hemos dicho y seguiremos diciendo, no somos policías para que eso ocurra, pero si hay una respuesta de Estado conjunta, con condiciones para las elecciones democráticas, se puede conseguir”, expuso en el marco de una reunión que se realizó en una universidad de Oaxaca para disertar sobre la transformación del IFE al INE y sus beneficios.

La nota completa en Quadratín Oaxaca