CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero de 2016.- En punto de las 19:24 horas el avión papal tocó tierra mexicana.
En el Hangar Presidencial sonaba el Cielito Lindo, los cinco mil invitados especiales agitaban pañuelos y coreaban la música que ejecutaba el mariachi. 
Tres minutos después se acercó la escalera a la puerta de la aeronave de Alitalia, a cuyo pie ya esperaban el presidente Enrique Peña Nieto, su esposa, Angélica Rivera y el nuncio Christophe Pierre.
La nota completa en Quadratín México.