MÉXICO, DF, 17 de mayo de 2015.- Óscar Manuel Ramírez Siordia, de 27 años, ha pasado casi un lustro en la cárcel por el homicidio de quien fuera su pareja sentimental durante más de cinco años. El 7 de julio de 2010, el joven encontró el cuerpo de su novio tirado muerto en el piso de su recámara. Llamó a la familia de su pareja y a la policía. Él pasó de estar en calidad de testigo a ser presunto responsable.

De acuerdo con Sinembargo, en los últimos 10 años se han cometido mil 218 homicidios por homofobia en el país, es decir, 121 por año, según el más reciente informe de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia de la organización civil Letra S Sida, Cultura y Vida Cotidiana AC.

El documento revela que la mayor cantidad de asesinatos se registró en hombres (976), seguido por la comunidad trans (travestis, transgénero y transexuales) con 226 casos reportados, y por último las mujeres con 16 casos, esto último debido a que muchas veces estas agresiones son consideradas como feminicidios.

Aunque la muerte de Jacobo, la pareja sentimental de Óscar, no está dentro de los casos de homicidio por homofobia, el caso tiene sesgo de discriminación puesto que inmediatamente fue calificado como “crimen pasional” por sus preferencias sexuales.

De acuerdo con la defensa del acusado los jueces emitieron sentencia con prejuicios homofóbicos.

Sigue la nota en http://www.sinembargo.mx/17-05-2015/1343131