CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero de 2016.- “Ha quedado demostrado una vez más que el sargento Nuño miente, que no somos unos cuantos”, dijo, agitado, el líder de la sección 9 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Enrique Enríquez, luego de informar a sus compañeros el resultado de su conversación con el director de audiencias de Presidencia, Carlos Cámara.

Con esas palabras se refería al secretario de Educación Pública Aurelio Nuño y también expresaba su sentir sobre la convocatoria lograda en su tercera marcha esta semana en la capital, que algunos dicen fue la más numerosa y reunió a diferentes contingentes que acudieron al llamado de los maestros.

La marcha empezó hora y media tarde y al inicio se veía poco quórum en el lugar de la cita, el antimonumento a los 43, en la esquina de Reforma y Bucareli, en el centro. Cuando por fin empezó, a eso de las 12:30 horas, había una temperatura de 25 grados centígrados y un sol a plomo.

La nota aquí.