MÉXICO, DF, 4 de junio de 2015.- Los altos índices de corrupción y lenta implementación de las reformas promovidas por la administración del presidente Enrique Peña Nieto, devendrían en una baja en la calificación de México emitida por Moody’s.

Así lo alertó Mauro Leos, analista soberano de la calificadora internacional, quien pese a notar que la situación actual es prometedora y sigue con registros altos de niveles de confianza, el escenario se planteó bajo la premisa de los índices de corrupción en instituciones federales y estatales.

Al momento, la calificación de México es de A-3, una de las mejores de la región, solo Chile está por arriba, que refleja grados de inversión sólida y riesgos moderados. La perspectiva, otro índice evaluado, fue calificada como estable.

Con información de SinEmbargo