ACAPULCO, Gro., 15 de diciembre de 2015.- En un mercado y base de camiones, camionetas, urvans y taxis colectivos, se convirtieron las calles que rodean los diversos accesos y salidas del Centro de Convenciones durante los días de entrega de los televisores que encabezó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
Esto debido a que quienes se vieron beneficiados con las entregas de televisores, así como los interesados en saber si habían salido sorteados, después de varias horas de estar formados, salen hambrientos y cansados.
Además de la falta de acciones por parte de la Dirección de Vía Pública y la delegación de Transporte de la zona urbana del puerto.
Desde la avenida Costera Miguel Alemán, se observó a más de 20 puestos ambulantes que  ofertaron agua, jugo y hasta bebidas energetizantes.
 La comida no pudo faltar y a lo largo de toda la banqueta, se notaron los bolillos con relleno, quesadillas, tostadas, churros dorados, tacos de guisado y muchas otras comidas típicas.
Los vehículos de diferentes rutas del transporte público hicieron hasta doble fila para esperar el pasaje y llenar su unidad.
En su mayoría con destino a colonias como Ciudad Renacimiento, Emiliano Zapata, Jardín, La Sabana, Los Órganos, entre otras más.
Este martes, en su último día de entrega los beneficiados esperaron hasta cuatro horas para poder recibir sus televisiones.
Decenas de interesados se fueron con las manos vacías, ya que se aventuraban a ir al Centro de Convenciones para ver si ellos aparecían en las lista de notificados y así poder recibir su aparato electrónico con el cual reemplazaran su televisor de bulbos; sin embargo, no salieron en la listas.