ACAPULCO, Gro., 16 de octubre de 2014.-  Mientras legisladores federales, integrantes de la Comisión Especial que analiza el Caso Iguala, se reunían en Acapulco con el gabinete de seguridad y el gobernador de Guerrero, integrantes de la Policía Comunitaria localizaron seis nuevas fosas clandestinas al poniente de Iguala.

 

Desde los primeros días, la PC se dio a la tarea de realizar un búsqueda por su cuenta, a principios de la semana encontraron cuatro fosas y dieron aviso a la PGR, anunciaron que encontraron restos humanos en dos, tres estaban vacías y otra más aún no la han abierto.

 

En tanto que durante el encuentro entre legisladores y funcionarios estatales, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, rechazó que los Poderes del Estado no funcionen,  al argumentar que el Estado de Derecho prevalece y los guerrerenses se encargarán de la entidad.

 

Los asistentes a la reunión abordaron a detalle los problemas que se suscitaron los pasados 26 y 27 de septiembre, en donde fallecieron 6 personas, resultaron 26 heridos y desaparecieron 43 normalistas.

 

De acuerdo a la información de los legisladores, Aguirre Rivero fue muy puntual al señalarles que no existe un clima de ingobernabilidad en el estado y que algunos actores políticos utilizan estos lamentables hechos de la manera más vil y política por intereses personales.

 

Les dijo a los legisladores federales que el problema se centra en Iguala y nada más que en Iguala y que los poderes del estado funcionan adecuadamente.

 

El gobernador estuvo presente durante la reunión que duró alrededor de cuatro horas, pero salió sin que diera ninguna información a los medios de comunicación.

 

De acuerdo a la invitación a los medios de comunicación, habría una conferencia de prensa con el titular de la PGR Jesús Murillo Karam, pero éste no acudió.