ACAPULCO, Gro., 9 de febrero de 2015.- Con el fin de verificar si entre los 60 cadáveres abandonados en el crematorio de Acapulco, 47 personas que requirieron servicios funerarios en los últimos 18 meses se realizaron pruebas de ADN.

 

El fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godinez Muñoz, dijo que en los próximos 20 días se tendrán los primeros resultados y se tienen abiertas 156 mesas para atender a los afectados por el negocio Cremaciones del Pacífico.

 

Explicó que se realizan investigaciones y no descansarán hasta que se esclarezca este delito.

 

Comentó que aún no se han realizado detenciones y no se ha logrado ubicar al propietario, Guillermo Estau Zaradain.