CHILPANCINGO, Gro., 20 de octubre de 2014.- Este lunes, peritos argentinos que trabajan en la identificación de los 28 cuerpos encontrados en las primeras fosas clandestinas de Iguala, enviaron a Estados Unidos las pruebas biológicas para la realización de los perfiles genéticos.

Según lo publicado por El Sol de Acapulco, el abogado del centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, indicó que el equipo de 12 forenses argentinos, al principio de los trabajos tuvo muchos problemas para poder realizar su función, por la falta de colaboración de las instancias de procuración de justicia.

Dijo que finalmente se logró la coordinación en el trabajo y así se concluyó la toma de muestras tanto a los restos extraídos de las fosas como a las familias de los 43 estudiantes, lo que permitirá en un lapso de aproximadamente dos semanas poder tener el resultado totalmente confiable de esta labor forense.

Destacó que de acuerdo con las primeras observaciones 4 de los cuerpos podrían descartarse de pertenecer a los estudiantes desaparecidos, porque no corresponden a la edad o al sexo de los jóvenes, sin embargo de los restantes no hay fundamento para negar o afirmar que son los de los jóvenes extraviados el 26 de septiembre.

Lee más en: http://www.oem.com.mx/elsoldeacapulco/notas/n3577548.htm