ZIHUATANEJO, GRO., 30 de diciembre de 2013.- La madrugada de este lunes regresaron a Michoacán los turistas de Zitácuaro que resultaron heridos en un fuego cruzado entre dos grupos de la delincuencia organizada.

A las 3 horas de este lunes el señor Pablo Albarrán Carmona, de 32 años y los niños Jorge y Ángel Albarrán Bautista, de 14 y 8 años respectivamente, abandonaron el Hospital General Regional de Zihuatanejo.

La familia de turistas regresó a Michoacán en un vehículo particular, tan pronto los doctores los dieron de alta, mientras que un carroza fúnebre transportó el cuerpo de la niña Diana Berenice Albarrán Bautista, de 12 años de edad, quien murió víctima de las balas.

La Policía Estatal escoltó el regreso de los visitantes michoacanos heridos y de la carroza fúnebre hasta la caseta de cobro de Feliciano, en el límite entre Guerrero y Michoacán.

Entrevistado al respecto, el presidente municipal de Zihuatanejo, Eric Fernández Ballesteros lamentó el hecho violento y fatídico.

Dijo que desde el primer momento en que tuvo conocimiento de esta situación, el gobierno municipal atendió a los turistas afectados.

“Es lamentable que esto suceda en el municipio, esperamos que no afecte la temporada vacacional”, expresó.

El alcalde indicó el domingo se reforzó el patrullaje de la carretera Zihuatanejo-Ciudad Altamirano, luego del enfrentamiento entre dos grupos antagónicos de la delincuencia, en el cual se afectó a dos familias de turistas que quedaron en medio del fuego cruzado.

Fernández Ballesteros pidió a los gobiernos federal y estatal que se refuerce la presencia de cuerpos policiacos y de seguridad en las vías de acceso a este destino turístico.