MÉXICO, DF, 18 de noviembre de 2014.- El presidente del PRD, Carlos Navarrete Ruiz, destacó que en su llegada a la dirigencia del organismo le entregaron en cartucho de dinamita en la mano, al referirse al caso de Iguala y como respuesta a la solicitud de renuncia emitida por el líder del moral del sol azteca, Cuauhtémoc Cárdenas.

“Esta dirigencia nacional que encabezo con Héctor Bautista y los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional no fuimos responsables ni de Iguala, ni de Abarca, nos estalló 24 horas después de haber sido elegidos y no nos dieron tiempo ni de sentarnos en el escritorio”, aseveró.

En este sentido, dijo, es la Procuraduría General de la República quien tiene que responder por qué no actuó antes, si conocía de las actuaciones ilegales de Abarca Velázquez, presidente municipal de Iguala y otros 12 alcaldes en Guerrero.

Respecto a la posibilidad de renuncia de Cárdenas Solórzano al sol azteca, explicó que ningún organismo político debe alegrarse del retiro de su fundador, por lo que esperan que eso no ocurra.

“El ingeniero Cárdenas es el convocó a formar este partido hace 26 años y ha sido parte fundamental de la vida de este partido y con él hemos enfrentando momentos muy difíciles”, apuntó el dirigente.

Finalmente, es la primera ocasión que en el historia del PRD se pide la renuncia de la dirigencia sin embargo aclaró que no han procedido en ningún caso