CHILPANCINGO, Gro., 27 de diciembre.- El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Héctor Vicario Castrejón, estimó que en unos nueve meses concluirá el proceso de reubicación, reconstrucción o reparación de las casas que fueron afectadas por las lluvias de la tormenta tropical “Manuel” y el huracán “Ingrid”.

El funcionario señaló lo anterior, luego de dar a conocer que serán 200 las viviendas las que se reconstruirán en la comunidad de La Pintada para reubicar a las familias afectadas por el desgajamiento de un cerro, a causa de las lluvias de septiembre pasado. El objetivo será crear La Nueva Pintada, es decir una comunidad con nueva infraestructura y ubicada en un lugar totalmente segura, en base al compromiso asumido por el presidente Enrique Peña Nieto.

También señaló que otra de las prioridades es la reconstrucción del camino que unirá a La Nueva Pintada con la cabecera municipal, mismo que ahora funciona provisionalmente, ya que, incluso el puente que se encuentra a la altura de Los Planes, fue abierto transitoriamente con tubos y costales de arena.

En ese caso, Vicario Castrejón indicó que ya está lista la “casa muestra” en esa comunidad para que los vecinos la conozcan, pero se ha dado un plazo para que continúen con el rescate de los cuerpos que fueron sepultados por el desgajamiento del cerro, tema en el que precisó: “hasta ahora se han recuperado 67 cuerpos de las 71 personas que los vecinos saben quedaron sepultadas”. Vicario dijo que tienen el compromiso con la comunidad de que en un plazo de seis meses serán reubicados, porque así lo ofreció el presidente.

Indicó que los municipios donde trabajan, en el proceso de reconstrucción o reubicación de viviendas, además de Acapulco, Tixtla y Chilpancingo, son Coyuca de Benítez, Atoyac, Ajuchitlán y Coyuca de Catalán, puntualizó que en total suman 74 municipios con daños y para la reubicación o reconstrucción de viviendas trabajan en coordinación con el gobierno del estado mediante el Instituto de Vivienda y Suelo Urbano (Invisur).

Indicó que en Chilpancingo serán mil 850 viviendas las que serán atendidas por la Sedatu y en Acapulco unas 900 viviendas.

De las comunidades donde hubo grietas, deslizamientos o hundimientos, dijo que están en espera de los estudios del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y el estado para ubicar los terrenos donde podrán reubicarse esas comunidades.

Finalizó diciendo que en La Pintada ya está definido el lugar donde serán reubicados, lo mismo que en la comunidad de El Capricho, que fueron los lugares donde el presidente hizo el compromiso con los vecinos.