CHILPANCINGO, Gro., 20 de enero de 2015.- El penal federal ubicado en Tepic, Nayarit, es el recinto que alberga a dos presas guerrerenses con grandes diferencias: la esposa del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, María de los Ángeles Pineda Villa, considerada como reclusa de baja peligrosidad; en contraparte, la coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García, ha permanecido recluida en una pequeña celda, porque es considerada de alta peligrosidad.

 

Según lo publicado por El Sur, la hija de Nestora Salgado, Saira Rodríguez Salgado, indicó que su madre está prisionera en una celda de 3 metros de largo por 3 de ancho, y no se le permite convivir con las demás reclusas, ni para comer. La celda no tiene ventana, tiene luz artificial y permanece aislada.

 

Saira Rodríguez visitó a su madre en el penal de Tepic y ahí fue que se enteró que Pineda Villa está considerada como una presa de baja peligrosidad, quien les platica a las otras reclusas que ella fue encarcelada “por chismes”.

 

Lee más en El Sur