ACAPULCO, Gro., 20 de diciembre de 2013.- Al reaparecer de su “clandestinidad”, José Sánchez Sánchez, asesor jurídico del grupo de transportistas y comerciantes que demandan la destitución del Secretario de Seguridad Pública de Acapulco, Alfredo Álvarez Valenzuela, sostuvo una reunión el dirigente cetemista Iván Arizmendi Nava, donde se acordó suspender hasta el 2014 las movilizaciones.

Durante el encuentro al que asistieron unas 300 personas, un Sánchez Sánchez cambiado, con rayitos en el pelo, dio a conocer que buscarán los cauces legales para mantener su exigencia de destitución del citado funcionario y adelantó que ya contactaron con una persona que les proporcionará copias certificadas de acciones ilegales cometidas por Álvarez Valenzuela en el Norte de la República.

Amparado, confió que estuvo en la “clandestinidad” luego de que el viernes pasado, sujetos desconocidos pretendieron privarlo de su libertad de las instalaciones de la Secretaria de Seguridad Pública. “Y salí corriendo porque me venía siguiendo una suburban y un carro jetta, nuevo, me les fui en sentido contrario”.

Respecto a las denuncias por ataques a las a las vías de comunicación, daños y robo presentadas por el gobierno municipal, consideró que la ley los amparará porque fueron mal integradas y se hicieron bajo consignas. En ellas, precisó, se encuentran relacionados tanto él, como el líder cetemisnta, Iván Arizmendi Nava, Arturo Valle y dos compañeros más que fueron detenidos.

Sobre las declaraciones de su presunta detención por parte de su esposa, José Sánchez aclaró que estuvo “exiliado” y que “por piernas me le fue al secretario de seguridad pública”.