ACAPULCO, Gro., 30 de octubre de 2014.- El gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, y la secretaria de Desarrollo Social federal, Rosario Robles Berlanga, realizaron una evaluación del Plan Nuevo Guerrero, del que reforzarán tres aspectos: salud, educación y el tejido social.

Durante una reunión en el puerto de Acapulco la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), dijo que el presidente Enrique Peña Nieto ha dicho que Guerrero no está solo, que cuentan con el respaldo de la federación.

Aseguró que hay coordinación en todos los trabajos que se realizan de manera transparente, en donde la Secretaría de Hacienda dará cuenta de los avances financieros.

Robles Berlanga dijo que se reforzarán tres aspectos, en salud, fortaleciendo las jornadas médicas y los programas de salud con el apoyo de la Universidad Autónoma de Guerrero, en Educación continuar con el rezago educativo mediante la alfabetización y obras de infraestructura en todo el estado.

Otro de los programas de gran importancia es la del tejido social, con la apertura de 400 comedores comunitarios más, con lo que serán un total de mil en este año, y que se colocarán en la zona de Tierra Caliente y Norte de la entidad.