MÉXICO DF, 31 de octubre de 2014.- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, enfrentó este jueves severos cuestionamientos por parte de los senadores de los distintos grupos parlamentarios, entre los que destacaron el caso Tlatlaya, donde fueron asesinados 22 civiles a manos de Fuerzas Armadas, la muerte de un joven en el marco del Festival Internacional Cervantino, presuntamente detenido por policías municipales y la desaparición de 43 normalistas en Iguala, Guerrero.

Ante dichos señalamientos, el ombudsman nacional, aseguró que en todos los casos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos envió un equipo de visitadores al lugar de los hechos, así como peritos para analizar y revisar las inconsistencias en los casos, recomendaciones que dijo, requieren investigación precisa antes de emitirse.

En torno a una posible reunión con estudiantes de la Escuela Rural, Isidro Burgos de Ayotzinapa, para atender las agresiones de que fueron sujetos el pasado 26 y 27 de octubre y derivó en desaparición de casi medio centenar de jóvenes, apuntó que no habrá tal encuentro hasta que no concluya el proceso de elección o reelección del titular de la CNDH, a fin de impedir que se interprete el acercamiento como actos de proselitismo.

Finalmente, en entrevista posterior a su comparecencia destacó que el clima de inseguridad que se vive en el estado de Guerrero la advirtió desde diciembre pasado, sin embargo su informe fue desestimado por el gobernador Ángel Aguirre.

Los hechos de Guerrero los advertí en el pasado mes de diciembre y la respuesta que obtuve fue una campaña mediática del gobernador desdiciendo el informe y asegurando que la seguridad pública en el estado de Guerrero avanzaba y no había homicidios, secuestros, ni extorsiones, pagó desplegados incluso a nivel nacional y hoy vemos que la realidad rebasa esas afirmaciones irresponsables”, apuntó Plascencia Villanueva.