ACAPULCO, Gro., 30 de octubre de 2014.- La encargada de despacho de la Contraloría del municipio de Acapulco, María del Rosario Miranda Ramírez, informó que en lo que va del mes se han recibido 50 quejas de ciudadanos contra servidores públicos, entre ellos inspectores de obras, porque les “piden dinero”.

Según lo publicado por el Sur, la funcionaria declaró que de las dependencias que más quejas tienen son Obras Públicas y Saneamiento Básico, pues denuncian principalmente que los empleados no cumplen su labor.

Detalló que llevan ya 50 quejas ciudadanas, que se han iniciado 36 procedimientos administrativos y disciplinarios contra servidores públicos, 49 resoluciones de procedimientos de 60 y están pendientes 14; “también tenemos empleados de Obras Públicas bajo proceso por su mal trabajo”.

Miranda Ramírez dijo que a principios de año se destituyó a oficiales de Registro Civil porque no seguían el procedimiento, y al preguntarle si eran los cambios que se estaban haciendo, respondió que no, que las destituciones son diferentes, y que los cambios hechos por el alcalde Luis Walton son facultad que él tiene.

Lee más en: http://suracapulco.mx/archivos/222391