CHILPANCINGO, Gro., 11 de julio de 2014.- El subsecretario de Finanzas de la Secretaria de Educación en Guerrero, Alfonso Damián Peralta, planteó que es urgente que el personal de la Auditoría General del Estado (AGE), sea capacitado a través de cursos de actualización que les permitan realizar un mejor trabajo, aunado a que los auditores deben recibir viáticos y herramientas de trabajo en tiempo y forma para el mejor desempeño de sus funciones.

Al presentar ante los diputados integrantes de la Comisión de Gobierno del Congreso local, como parte del sistema de selección de quien será el próximo Auditor General del Estado, Damián Peralta señaló que es importante generarle confianza al personal para obtener buenos y mejores resultados.

Damián Peralta expuso sus cuestionamientos ante los diputados locales, Bernardo Ortega Jiménez, presidente de la Comisión de Gobierno; Héctor Apreza Patrón, coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRI; Alicia Zamora Villalba, presidente de la Comisión de Vigilancia; Arturo Álvarez Angli, del PVEM; Evencio Romero Sotelo y Mario Ramos del Carmen, de Movimiento Ciudadano y Germán Farías, el funcionario del gobierno del estado. Ante ellos señaló que está en condiciones de participar y que no existe ningún impedimento legal para buscar ser el próximo Auditor General del Estado.

Damián Peralta, precisó que uno de los ejes primordiales, es privilegiar la Auditoría al desempeño y mejorar las competencias, elevar el nivel de profesionalización de los auditores y de los servidores públicos que trabajan en la AGE.

Además destacó que es una parte importante y sustantiva que el personal que realiza las visitas, cuente con los conocimientos y capacidad “no se le puede pedir a los auditores que realicen su trabajo, si no cuentan con todos los elementos y no son profesionalizados a través de cursos de actualización, no se les puede exigir sino cuenta con una computadora para realizar su trabajo, sino cuentan con viáticos para trasladarse a realizar los trámites al lugar o municipio que está siendo auditado”, señaló.

En ese sentido, expuso que se debe optimizar el uso de los recursos humanos y se debe revisar el organigrama de la AGE para ver si el personal es suficiente o si requieren de alguna mejora.

Destacó que no lo es mismo realizar una auditoría financiera, legal o de obra, por eso se habrá de identificar al personal para saber en el área donde pueden desempeñar mejor su trabajo.

Finalmente, expresó que se deben establecer los sistemas de comunicación para que la AGE y su personal en su conjunto, pueda tener una comunicación, veraz, rápida y eficiente, hacer uso de las tecnologías y comunicarse de manera constante con los antes auditados.

En la AGE se requiere planear el programa anual de auditorías con la federación, pues sustentó que lo que pasa es que al estar desvinculados, regularmente se presentan duplicidad de observaciones en las auditorías que se aplican a las dependencias. Este programa anual dijo, permitirá realizar más y mejores auditorías de manera coordinada.