CHILPANCINGO, Gro., 1 de diciembre de 2013.- La dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) demandó a las autoridades estatales agilizar la conformación de la Policía Rural en Guerrero y atender la problemática que se presenta en Apaxtla de Castrejón desde hace tres días.

El líder perredista Carlos Reyes Torres advirtió que la negativa de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) para formar parte de la Policía Rural solo beneficia a los grupos delictivos.

“Si no hay un acuerdo entre los ciudadanos y el gobierno, los únicos que pueden salir beneficiados son los propios delincuentes, por eso el llamado es a que los ciudadanos de los municipios que quieran ser parte de la policía, que quieran tener su propia policía compuesta por ciudadanos de ahí mismo, tiene que ser una policía que cubra con los requisitos legales, que pueda estar debidamente integrada y que pueda colaborar con el resto de las policías legalmente constituidas”.

Indicó que Guerrero necesita de policías debidamente requisitados y se encuentren dentro del marco jurídico para que puedan servir y brindar seguridad a sus pueblos. Además mencionó que la aprobación del Congreso a la ley 281 permitirá tener una policía cercana a la población donde los mismos pobladores serán los encargados de dar seguridad de forma coordinada con las fuerzas armadas y policías existentes.