MÉXICO, DF, 31 de enero de 2016.- Miles de ciudadanos en Francia quieren que se ponga fin al estado de emergencia que el Gobierno impuso después de los atentados terroristas del pasado 13 noviembre, que costaron la vida a 130 personas y lesiones a más de 350, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

La protesta de la víspera se extendió por 70 ciudades de todo el país para pedir el levantamiento de esta situación excepcional y sobre todo, para tratar de hacer presión sobre grupos políticos que deberán votar en las próximas semanas una nueva ampliación de esta situación excepcional.

El proyecto de ley pretende reformar la Constitución para que los acusados por terrorismo con doble nacionalidad pierdan la francesa. Una polémica medida defendida por el Gobierno que ha creado división entre la población y la clase política.

 

La nota en Quadratín México.