CHILPANCINGO, Gro., 4 febrero del 2015.- Un centenar de egresados de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, tomaron las oficinas centrales de educación en Chilpancingo para exigir a las autoridades de educación la regularización de 105 plazas administrativas a docentes.

Los normalistas de la generación 2010-2014 “Gabriel Echeverría de Jesús”, arribaron a la una de la tarde a las instalaciones del ex Ineban las cuales posteriormente tomaron con algunos trabajadores al interior del inmueble.

Venimos 105 compañeros porque el año pasado la secretaria de Educación Silvia Romero, nos dio plazas administrativas y en cuanto contáramos con el perfil, se nos cambiarían a docentes lo que hasta la fecha no ha sucedido”, señaló uno de los estudiantes con el rostro cubierto.

Así también, cuestionaron la entrega de 126 plazas docentes por parte del actual titular de educación Salvador Martínez de la Roca a egresados “no idóneos” con lo que afirman, “se violó la Reforma Educativa”.

Desde el inicio de la lucha por nuestras plazas hemos sufrido injusticias así como quienes no pensamos igual que el gobierno. Pedimos que se respete el acuerdo que alguna vez hicimos y se nos regularicen las plazas de administrativas a docentes”.

El grupo de embozados que mantenían a algunos trabajadores de estas oficinas, abrieron cada 15 minutos las puertas del inmueble para darle salida a quienes se encontraban adentro.

Cabe señalar que este grupo de normalistas, fue “vetado” por la cúpula de la normal “Raúl Isidro Burgos” luego de que aceptaran ser apadrinados por la entonces secretaria de educación Silvia Romero y el asesor externo del gobernador Ernesto Aguirre Gutiérrez en un hecho histórico que causó división en la Normal.

Entre sus demandas, también exigieron el pago inmediato para los trabajadores docentes y administrativos que han encabezado desde hace algunos días, las actividades de protestas más fuertes en la capital de Guerrero.

Alrededor de las dos de la tarde, arribaron a las oficinas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), integrantes de la Policía Estatal antimotines quienes únicamente solicitaron el desalojo del inmueble aunque ante la negativa de los manifestantes, se dieron intercambios de palabras.