GINEBRA, Suiza, 23 de mayo de 2016.- La crisis de la expansión del virus del zika es resultado de décadas de fracasos en la aplicación de políticas de control de mosquitos y del acceso inadecuado a la planificación familiar, afirmó la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

De acuerdo con las Naciones Unidas, la funcionaria habló ante el plenario de la jornada inaugural de la 69ª edición de la Asamblea Mundial de la Salud que comenzó este lunes y durará hasta el próximo 28 de mayo.

“El Zika revela una consecuencia extrema de la falta de acceso universal a los servicios de planificación familiar y de salud sexual. América Latina y el Caribe tienen la proporción más alta de embarazos no deseados de cualquier parte del mundo”, dijo.

Añadió que la confirmación de la relación causal entre la infección con ese virus y la microcefalia ha transformado el perfil del Zika de una enfermedad casi inocua a una que tiene un diagnóstico devastador para las mujeres embarazadas y que es, además, constituye una amenaza para la salud mundial.

Consideró que los brotes que se convierten en emergencias siempre revelan algún tipo de debilidad en los países afectados e ilustran las fallas de la preparación sanitaria colectiva.

La nota aquí.