CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo de 2016.- Además de estar asociados a una mayor productividad y mejores condiciones de vida, los empleos formales contribuyen a reducir la pobreza y la desigualdad mediante el acceso a prestaciones de seguridad social que brinda el Estado federal, de acuerdo al titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa.

  “Está demostrado que la formalidad eleva la productividad, la economía y favorece el bienestar de los trabajadores y de sus familias”, afirmó el funcionario el director general del Instituto ante el presidente Enrique Peña Nieto.

Durante su participación en la firma de Convenios para la Ejecución de Acciones de Materia de Formalización del Empleo, Mikel Arriola destacó que el fomento de la formalidad laboral permite la obertura médica ilimitada para los trabajadores y sus beneficiarios que incluye consultas médicas, medicinas, cirugías y gastos hospitalarios y de laboratorio.

La nota aquí.