CHILPANCINGO, Gro., 23 de mayo de 2016.- El subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana del gobierno federal,  Alberto Begné Guerra reconoció que Guerrero sigue siendo el estado con alta prioridad para la Federación debido al debilitamiento institucional y el daño causado al tejido social que se vivió en años anteriores.

La tarde de este lunes en la sala de Cabildo del Ayuntamiento de Chilpancingo, Begné Guerra se reunió con el alcalde priísta Marco Antonio Leyva Mena, y regidores para informar sobre el Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred).

Al escuchar la exposición, Alberto Begné manifestó que desde que inició el Pronapred Guerrero siempre ha sido prioritario y ha sido uno de los estados que mayor recursos ha recibido, así como de atención especial como en los estados de Tamaulipas, Morelos, Veracruz, Tabasco y Colima.

Aseguró que en el caso de algunos municipios de Guerrero donde ya se ha aplicado el Pronapred, falta por agregar las etapas de consolidación de políticas públicas, el incremento de corresponsabilidad de las autoridades con la sociedad y prevención de reintegración social de las personas que han sido recluidas en los penales.

Por su parte el alcalde Leyva Mena expuso que en las detenciones de delincuentes, han detectado que el 41 por ciento de estos tienen sus domicilios en el primer cuadro de Chilpancingo, y el 51 por ciento en las colonias.

Leyva Mena presumió que en enero de este año, tenía un registro de 26 homicidios por mes, y actualmente la capital registra seis homicidios mensualmente.

Informó también que en esta ciudad existen 92 colonias en el programa de Vecino Vigilante, y en cuanto al presupuesto dijo que para este 2016, Chilpancingo ejercerá un monto de 25 millones del Pronapred.

De los asistentes, los únicos que participaron fueron Marco Antonio Leyva Mena y Alberto Begné Guerra, los dos síndicos municipales así como los 12 regidores se limitaron a escuchar sin agregar ni contradecir al alcalde.