ACAPULCO, Gro., 8 de marzo 20116.- El alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre evadió dar respuesta a las acusaciones del ex diputado local del PRI Rubén Figueroa Smutny, quien lo señaló de haber entregado posiciones en el Ayuntamiento al crimen organizado y de proteger a uno de los grupos delictivos que operan en la ciudad.

El edil porteño dijo que no caería en provocaciones y que sabía del actuar del ex diputado local del PRI, por lo cual atajó: “No creo que merezca más opinión”.

Entrevistado después del banderazo del programa de limpieza y desazolve de canales pluviales, Velázquez Aguirre aseveró que no “será trampolín para buscar proyectores” (sic), dijo como sinónimo de reflectores, y agregó que lo que se necesita es “ponerse a trabajar” y él lo está haciendo.

Al preguntarle si dialogará con su otrora aliado, el priísta Figueroa Smutny sobre tales acusaciones, Velázquez Aguirre enfatizó que no lo hará y le deseó suerte.

Por otro lado, al ser cuestionado sobre los asesinatos de este día en Acapulco, en pleno arranque del operativo de seguridad de Semana Santa, el alcalde se limitó a decir que es una situación de la que hablará con el Grupo Coordinación Guerrero, ya que intervienen el gobierno estatal y federal.

En ese sentido, al preguntarle qué fue lo que falló, Evodio Velázquez se limitó a decir que no sabía y que uno de los asesinatos fue “un hecho focalizado”, originado por una riña entre dos personas.