DISTRITO FEDERAL, Mex., 27 de diciembre de 2013.- En un comunicado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) dijo que garantizará el total acceso a las playas mexicanas, al prohibir que hoteleros y particulares acordonen o delimiten indebidamente estos espacios en el presente periodo vacacional de invierno.

Después de arrancar el Operativo “Playa en Regla” Invierno 2013, Alejandro del Mazo Maza, subprocurador de Recursos Naturales de la PROFEPA, dijo que realizarán una extensa vigilancia en las 155 playas del país; las playas certificadas en el país son: Playa Delfines, en Cancún,Quintana Roo;Playa El Chileno en Los Cabos, Baja California Sur; Playa El Palmar en José Azueta, Guerrero; Playa Nuevo Vallarta Norte, en Bahía de Banderas, Nayarit; y Playa Chahue, en Santa María Huatulco, Oaxaca.

Asimismo, dijo que en los estados de Baja California Sur, Chiapas, Colima, Guerrero, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Tamaulipas, se realizarán únicamente recorridos de vigilancia.

En el marco de un evento celebrado en Cancún, Quintana Roo, comentó que este operativo busca dimensionar el estado que guardan las playas mexicanas, a través de la normatividad ambiental vigente, para que usuarios, ocupantes, permisionarios y concesionarios, hagan un adecuado aprovechamiento de las playas nacionales.

Actualmente se cuenta con 5 playas mexicanas con certificación “Blue Flag” que otorga la Fundación Internacional para la Educación Ambiental (FEE, por sus siglas en inglés), la cual da sustentabilidad y calidad a las mismas, lo que les permite entrar a un mercado turístico europeo en busca de lugares ecológicos, limpios y seguros.