CHILPANCINGO, Gro., 1 de julio de 2015.­- El Fiscal General de Guerrero, Miguel Ángel
Godínez Muñoz solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) y Policía Federal una segunda prueba genética a los cuatro cuerpos, entre ellos tres médicos y un abogado, localizados, de acuerdo con su dictamen en la comunidad de Santa Barbará.

En entrevista para Notimundo, Godínez dijo que las pruebas genéticas aplicadas a los familiares de las cuatro personas desaparecidas desde el pasado 19 de junio son “100 por ciento creíbles”.

Pero para acabar con la incertidumbre de los familiares pidió el apoyo de la PGR para realizar una segunda prueba genética, también a la policía científica de la Policía Federal. También sugirió a los deudos de los tres médicos y abogado desaparecidos que se hagan una prueba genética de ADN en un laboratorio de su confianza.

Aclaró que el caso no está cerrado, las investigaciones continúan basadas en tres líneas pero pidió secrecía en el caso por lo delicado del tema.

“Como autoridad del Ministerio Público me apoyo en un experto que es un perito, al menos que dijera que no pueda ser, yo lo conozco por su profesionalismo, entonces él me está diciendo que es el resultado genético, que hay compatibilidad de las dos muestras.”

Con información de Notimundo