ACAPULCO, Gro., 1 de julio de 2015.- Integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (Cecop) y de otras organizaciones sociales tomaron por más de tres hora las oficinas del Poder Judicial del Estado de Guerrero, con sede en Acapulco, en demanda de la liberación de dirigentes presos.

Cerca de 200 integrantes del Cecop, algunos embozados y con machetes, se apostaron en el inmueble ubicado en la zona Tradicional del puerto. Allí el hermano del líder comunitario, Marco Antonio Suástegui Muñoz, Vicente, aseguró que están preocupados por la salud del Marco Antonio, debido a las secuelas que le dejó la policía ministerial el día de la detención: “le arrancaron las uñas de los pies, le lastimaron la columna y tiene molestias para caminar”.

Tras acordar con magistrados que revisarán nuevamente el expediente del líder comunitario para dar agilidad a la apelación que se metió, los inconformes se retiraron del recinto judicial, no sin antes aclarar que emplazaron a las autoridades a dar un resolución antes del 15 de julio.

De forma casi simultánea, en Chilpancingo, familiares del líder comunitario Gonzálo Molina realizan una marcha para exigir también su liberación.

Se prevé que la manifestación llegue a las instalaciones del Congreso, donde entregarán un escrito a los diputados.