CHILPANCINGO, Guerrero, 14 de octubre de 2014.- Después de los actos de violencia que se vivieron ayer, se suspendieron las actividades en oficinas gubernamentales y escuelas en la capital del estado de Guerrero.

Según versiones oficiales, ante la llegada de normalistas de Michoacán y Oaxaca a Chilpancingo, en apoyo a sus compañeros de Ayotzinapa, podrían darse más actos como la quema del Palacio de Gobierno.

Ante la llegada de los contingentes, el gobierno del municipio ya prepara a todos sus elementos de seguridad para actuar de manera inmediata con el objetivo de evitar más daños a instalaciones y proteger a la población.

El lunes 13 de octubre, alumnos de la escuela normal Raúl Isidro Burgos arribaron a Chilpancingo y desde la mañana comenzaron los disturbios en el recinto legislativo, ya en la tarde incendiaron uno de los siete edificios que conforman este complejo.

En los hechos también participaron maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (CETEG).