MÉXICO, DF 02 de noviembre de 2014.- Ramón Navarrete Magdaleno, encargado de despacho de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos (Coddehum) del Estado de Guerrero, señaló que tras los hechos de Iguala emitió dos medidas cautelares, una al gobierno municipal de Iguala y otra al estatal.

Tales medidas tienen la finalidad de “preservar la seguridad de los jóvenes que se encuentran desaparecidos, además de las víctimas que fallecieron y sus padres de familia, publica La Jornada.

“Se trata de que se haga justicia en el caso de las personas que perdieron la vida, así como que se dé acceso a la información, tanto de las víctimas como de los estudiantes (ausentes), para que tengan conocimiento del curso que llevan los procesos jurídicos, que deben concluir en que no haya impunidad.

http://www.jornada.unam.mx/2014/11/02/politica/003n2pol