MÉXICO, DF, 5 de enero de 2016.- Tres días después del asesinato en Temixco, Anastasio Solís, dirigente estatal de Izquierda Democrática Nacional (IDN) –corriente donde la alcaldesa Gisela Mota Ocampo militaba– reveló que había un acuerdo con la Comisión Estatal de Seguridad donde se mantenía una versión del Mando Único con un esquema mixto con la policía de proximidad con el municipio, por lo que este no pudo haber sido el móvil del crimen.

En homenaje póstumo a la ex diputada federal, en la sede nacional del partido del sol azteca y en presencia del presidente nacional del PRD, Agustín Basave Benítez, el militante de IDN cuestionó cuáles podrían ser los posibles móviles que motivaron el asesinato de Gisela Mota si la intención era hacer daño por algunas cuestiones que pudieron haber incomodado.

Comentó que en alguna ocasión, Mota mencionó la deuda del municipio que iba a gobernar, situación delicada que también entra en línea de la sospecha.

La nota en Quadratín México.