CHILPANCINGO, Gro., 1 de febrero de 2015.- La Secretaría de Protección Civil informó vía comunicado que para este día se prevé clima caluroso en gran parte de territorio estatal, con temperaturas de 33 a 39 grados centígrados, pero alertó que en la Montaña y la zona Centro descenderán hasta los 9 y 11 grados, respectivamente.

 

De acuerdo al reporte de la dependencia, los registros máximos por zonas en Guerrero serán de 39 grados en la Tierra Caliente, Costa Chica con 37, Acapulco tendrá 33 grados y la Costa Grande 37.

 

Para la zona Norte se pronostica una máxima de 35 grados y mínima de 14; en la Montaña serán de 29 y 9 grados, mientras que en la región Centro habrá 31 grados como máxima y 11 como mínima.

 

Se informó que por la tarde de este domingo se presentará nubosidad, sobre todo en las partes altas del estado, sin que las temperaturas tengan cambios significativos. En tanto, los vientos del sur, oeste y sureste serán ocasionalmente fuertes.

 

Ante los fuertes cambios de temperatura, la Secretaría de Protección Civil hizo un llamado a la población a extremar precauciones para evitar enfermedades propias de la temporada invernal, tomando abundantes líquidos, además de no exponerse a periodos prolongados bajo el sol y consumir alimentos ricos en vitamina C.

 

También recomendó a la población vestir con ropa abrigadora, prestar especial atención a niños, personas de la tercera edad y con alguna enfermedad o discapacidad, así como atender las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil sobre las condiciones del clima.

 

Por otro lado, el Servicio Meteorológico Nacional informó que la quinta tormenta invernal y el frente frío número 32, provocarán bajas temperaturas en el noroeste y norte del país, con lluvias y nevadas en estados fronterizos, mientras que el número 33 se aproximará por la noche, reforzando los efectos de la quinta tormenta invernal sobre el noroeste, norte y noreste de la República mexicana.

 

Por último, la entrada de humedad desde el océano Pacífico, Golfo de México y el mar Caribe, aumentará el potencial de lluvias fuertes en el occidente y noreste del territorio nacional, con precipitaciones aisladas menores en el oriente y sureste.