MÉXICO, DF, 30 de octubre de 2014.- El presidente de la Mesa Directiva, Silvano Aureoles Conejo, y el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, José Isabel Trejo Reyes, calificaron como un expresión de solidaridad, de sensibilidad y hasta humana que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se haya reunido la noche de este miércoles con los padres de normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala, Guerrero.

Entrevistados a cada uno por separado, ambos diputados justificaron que para los familiares no haya sido suficiente el encuentro con el jefe del Ejecutivo y no hayan otorgado el voto de confianza a los 10 compromisos asumidos por Peña Nieto para dar con el paradero de los jóvenes estudiantes desaparecidos desde hace 33 días.

Entiendo a los familiares, su tristeza, su consternación, el estar esperando a sus hijos, evidentemente hace un entorno a lo mejor poco propicio para la confianza porque mientras no aparezcan sus hijos, evidentemente pueden externar cualquier tipo de sentimientos que son absolutamente comprensibles”, dijo el panista Trejo Reyes.

Mientras, el diputado Aureoles Conejo arguyó que hay un deber de escuchar a los familiares de las víctimas, sin embargo “en medio de una crisis, en medio de desconfianzas, ¿cómo puede reaccionar un padre o una madre que sabe que a sus hijos se los llevó la policía? de entrada hay una desconfianza hacia la autoridad y eso se comprende y se entiende”.

Agregó que en medio del dolor es totalmente comprensible que mientras los familiares no sepan dónde están sus hijos.

Pongámonos en su lugar como mamás, como papás, de la incertidumbre y el dolor de no saber dónde están sus hijos, es entendible que expresen su incertidumbre o que expresen que tienen cierta desconfianza”, recalcó el legislador michoacano.