ACAPULCO, Gro., 30 de octubre de 2014.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, dijo que el mayor desafío que enfrenta es restablecer la paz, por lo que confía en que logren superar la crisis de inseguridad que vive la entidad.

Señaló que la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, coordinará los trabajos del Plan Nuevo Guerrero, a fin de que la federación otorgue más apoyo.

El madatario también solicitó la solidaridad y ayuda de los diputados de las diferentes fracciones para que ayuden a Guerrero y tomen el ejemplo del presidente Enrique Peña Nieto, quien escuchó con sensibilidad a los padres de los estudiantes de Ayotzinapa.

Dijo que reconoce que Enrique Peña Nieto es un presidente comprometido con México y un ejemplo es lo que ha hecho por Guerrero y su compromiso con los familiares de los normalistas.

Finalmente, aclaró que los cambios que hará en su gabinete serán para beneficios de Guerrero y de los guerrerenses.