IGUALA, Gro., 7 de diciembre de 2013.- Por maltratar de manera física y psicológica a sus 14 alumnos, de segundo grado en la escuela primaria José María Morelos y Pavón, de la Comunidad de Metlapa, padres de familia, le impidieron la entrada a la maestra Ángeles Grande Valle, quien el pasado 28 de noviembre les colocó cinta canela en la boca “para que no hicieran ruido”.

Desde las 7:30 de la mañana de ayer, unas 20 madres de familia se “plantaron” en la entrada principal de la institución para impedir su acceso.

Los padres de familia exigieron a las autoridades educativas, quienes hicieron caso omiso del problema, que cesen de ésta institución a la educadora o de lo contrario advirtieron que la amarrarán y la arrastrarán por el pueblo, dijeron que a partir de ayer le impedirían el acceso a la maestra.

La maestra llegó a las 8:00 de la mañana, pero al ver la presencia de los padres de familia enfurecidos, no descendió de su vehículo particular y dos minutos después se retiró del lugar, las madres denunciaron que desde hace un año denunciaron a las autoridades educativas del mal trato que esta profesora comete en contra de sus menores hijos.

El coraje principal de las madres, dijeron, es porque el pasado jueves 28 de noviembre, la docente colocó cinta canela en la boca de sus 14 alumnos de entre siete y ocho años de edad, quejándose de que estaban haciendo mucho ruido, ya que ella se sentía mal y le dolía la cabeza.

“Ella dice que no le hacen nada porque su papá es un perro grande”, narró una de las enfurecidas madres de nombre Luisa Escalante Mojica, misma que advirtió que no permitirá el regreso ni la entrada de esta profesora, “y si por eso me van a matar, pues que me maten aquí estoy”.

Dijo que el miércoles se presentó un maestro de la misma zona escolar de nombre Amadeo, para pedirle a las madres de familia que perdonen a la maestra, lo cual afirmó no están dispuestas a hacer.

La madre de familia demandó la inmediata salida de la maestra Grande Valle o de lo contrario advirtió, “la voy a amarrar y la voy a sacar arrastrando por todo el pueblo”, dijo al tiempo de mostrar una cuerda que ya tenía en sus manos.

Denuncio que el pasado lunes, la maestra le pidió a los niños que llevaran silicón para “pegarles su trasero a las sillas y no se levanten, además de cinturones y riatas para amarrarlos a sus asientos y no anden parados”, una alumna describió que a uno de sus compañeros de nombre Josué, quien tiene problemas de aprendizaje, la maestra lo golpeo con un manotazo en la nuca.

Luisa Escalante, criticó que el director de la escuela, Daniel García Gutiérrez, diga que no puede hacer nada a pesar de las denuncias de los padres de familia, las cueles se han hecho desde hace un año, advirtió que el próximo lunes nuevamente se “plantarán” en la entrada de la institución para impedir el acceso de la maestra.