CHILPANCINGO, Gro., 13 de agosto de 2014.- En caso de que se ejecute una orden de aprehensión contra Bruno Placido Valerio, principal dirigente de la UPOEG, la situación social podría complicarse en Guerrero, reconoció el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez.

Asimismo indicó que desconoce si hay una orden de aprehensión girada contra Placido Valerio, aunque recordó que el dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) afirmó a medios de comunicación que se entregaría voluntariamente.

Bernardo Ortega señaló que si hay elementos para fundamentar la acción penal contra el líder social, lo más adecuado es responder ante las instancias correspondientes para no generar una percepción de impunidad, según lo publicado por Milenio.

Aclaró: “Yo no digo que deban meterlo a la cárcel, al final de cuentas ignoro que delitos le imputan, carezco de información”.

Admitió que la captura del dirigente podría generar crispación social, dada la presencia que tiene en varias regiones de la entidad, sin embargo, señaló que las acciones de la organización que encabeza debe cuidarse que estén siempre encuadradas dentro del marco legal.

El líder del Congreso hizo votos porque las diferencias entre organizaciones sociales y el gobierno se resuelvan por la vía legal, para evitar la generación de conflictos que en estos momentos puedan prevenirse.